Se vivió una jornada vibrante en la Copa Confederaciones, donde Alemania se proclamó campeón y México cedió su podio ante Portugal.