Italia y Suecia se enfrentan en el partido más llamativo del repechaje mundialista de la UEFA y estas dos selecciones tienen una rivalidad que se remonta a los primeros años del fútbol internacional.