Algunos piensan disfrazarse, otros raparse el cabello y otros hasta dejarían de comer. Estos son los hinchas hondureños emocionados camino al repechaje.