Estados Unidos consiguió su sexto título de la Copa Oro al imponerse 2-1 a Jamica en la Final y este fue el camino que tuvo que recorrer para llegar a levantar el trofeo al mejor de CONCACAF.