Tottenham vuelve a crear una buena jugada, y Christian Eriksen habilita a Ben Davies para que este envíe el balón al fondo de la red.