Horarios

El jugador diferente, Philippe Coutinho, toma el balón desde afuera del área y saca un disparo que ni Robert Elliot ni cualquier portero terrenal podría haber evitado. Liverpool pasa a ganar.