Tottenham teje muy bien una jugada que termina con un quirúrgico servicio de Christian Eriksen hacia Dele Alli, quien remata de manera sensacional.