La NFL ha permitido sacar a relucir la creatividad en la celebración, pero la mejor, y la más emocionante, llegó en un momento complicado para Marquise Goodwin.