El delantero belga ha tenido un gran inicio de temporada, y hace que en Old Trafford extrañen poco a Wayne Rooney y Zlatan Ibrahimovic.